Felipe Moza revela que sus captores querían encarcelar a dueños de medios de comunicación

0
108

Después de haber salido libre de la cárcel de San Pedro y realizado declaraciones controversiales respecto a su detención, el excívico chaqueño, Felipe Moza, concedió ayer a El País una entrevista exclusiva al promediar las 23:00, donde reveló que el Gobierno, además de buscar inculpar a  las autoridades, cívicos y personalidades de Tarija en “la voladura de un ducto” en el año 2008, tenía la intención de detener a los dueños de medios de comunicación.  

¿Cómo pensaban realizar esto? Según Moza, a través de una declaración ampliatoria que le pidieron hacer al excívico Reynaldo Bayard en el año 2009 y en la que elaboró una “lista negra”, donde  inculpaba a las autoridades y dueños de medios de comunicación de Tarija, además de gente del Consejo Nacional Democrático (Conalde) como supuestos organizadores de un plan de desestabilización e intento para derrocar al Gobierno. De acuerdo a Moza, para consolidar su plan necesitaban su firma aprobando esta declaración.
Cuando se le consultó respecto a la intención del Gobierno de involucrar a los medios en este conflicto, Moza señaló que lo que querían, “era callarlos como siempre lo estaban haciendo;  con seguridad que a los dueños de los medios los iban a detener, porque esa era la intención. Detener a quienes él nombró, entonces fue la palabra del Chino Bayard contra la mía”, sostuvo.
“Yo les dije que lo que Reynaldo Bayard está diciendo es una vil mentira, porque lo que se hizo en el Chaco no fue un paro cívico prefectural, no era un paro político, nadie quería derrocar a Evo Morales ni a García Linera; eso nunca pasó por la cabeza”, añadió.
Consultado sobre cuáles eran esos medios a los que supuestamente involucró Bayard en la lista, Moza dijo desconocer la misma; toda vez que cuando el “mayor Johnny Aguilera” fue hasta donde éste se encontraba detenido para ofrecerle su libertad, le pidió su firma de apoyo y validez a la declaración de Bayard, pero no le dejó leer la lista.
“En la declaración había una lista de personas, autoridades y medios; yo le dije no mayor usted bien sabe que todo lo que dijo Reynaldo Bayard es una mentira, no puedo prestarme a eso, que a gente inocente la traigan y metan a la cárcel; los medios de Tarija y Villa Montes lo único que han hecho es cubrir todo el paro cívico y en ningún momento estaban metidos en todo esto”, añadió.

¿Dominar a los medios
a toda costa?
Hoy a más de cinco años y ocho meses de que Moza fue liberado, sus declaraciones reveladoras sumadas a la “cláusula extorsiva” que se impulsó en Tarija, abrieron una gran duda sobre la libertad de los medios de prensa.
Entre las preguntas que quedaron en el aire están: ¿Hay algún afán del oficialismo de dominar a los medios de prensa?, ¿Amedrentarlos?, ¿sumarlos a su línea a toda costa? y finalmente ¿Existe en Tarija una cadena de medios paraestatales?
El periodista boliviano Raúl Peñaranda en su libro “Control remoto”, acusó al Gobierno de forjar una red de medios de prensa “paraestatales” manejada desde la Vicepresidencia. El libro trata de “cómo el Gobierno habría creado una red de medios” que funcionan como estatales pese a ser privados.
En Tarija, aunque no hay un documento puntual que demuestre esta posibilidad quedó claro que el oficialismo posee en el Departamento “medios amigos” como lo dijo en agosto de 2013 el director de comunicación de la Gobernación, Marco Batallanos.
Fue así que la pasada gestión se vetó a algunos medios de recibir publicidad y se eligieron a otros para concentrar este “beneficio”. En esta dinámica los medios censurados fueron víctimas de fuertes ataques de las autoridades de turno y los alineados aprobaron una “cláusula extorsiva”.
No es difícil recordar que en ese entonces un audio revelador delató las acciones del oficialismo para controlar a los medios de comunicación a través de una estrategia que obligaría a los dueños a suscribir contratos de publicidad, comprometiéndose a no “denunciar”, a no “calumniar” o “atacar personalmente a funcionarios de la Gobernación”, bajo el castigo de resolución de los contratos.
“Nosotros, los contratos de publicidad que estamos haciendo con los canales, radios, periódicos, estamos poniendo una partecita que dice que el medio de comunicación se compromete en no calumniar, divulgar y sacar denuncias sin prueba alguna de cualquier autoridad de la Gobernación. Ese es el argumento para suspender el contrato”, señaló en el audio Batallanos.
Sin embargo, Batallanos en ese entonces fue más allá y reveló que la lista de medios “amigos” está conformada por Unitel, Gigavisión, canal 27 y algunos programas independientes de canal 9.  En contrapartida, añadió que el diario Nuevo Sur está entre sus principales opositores, como también la red departamental de televisión Plus TV, que es la única que emite señal en vivo en Tarija, Yacuiba y Villa Montes.
Batallanos, explicó, además, que en la dirección de Comunicación a su cargo hay cámaras que trabajan con sus medios “aliados”, para simplemente ser “enchufadas” y transmitir sin edición y a canal abierto lo que la Gobernación quiera decir.  
Posteriormente,  salió a la luz que todo esto fue elaborado por el asesor cubano en estrategias de comunicación, Vicente Manuel Prieto Rodríguez, quien reconoció que sí lo hizo, y que todo era parte de una “estrategia de comunicación”.  Meses después y debido al conflicto que generó la revelación,  Prieto dejó el cargo de asesor y Batallanos negó sus propias palabras; sin embargo éstas se encuentran guardadas en los polémicos audios.
 

Autoridades y analistas hablan sobre los paraestatales

De esta manera, tanto la cláusula extorsiva de Batallanos y ahora las declaraciones de Moza pusieron en agenda la posible existencia de una cadena de medios paraestatales.  Sobre el tema,  autoridades y analistas tarijeños admitieron que este problema se proyecta también en el Departamento.
El analista Ivan Arias, explicó que esta situación se da en el país y en Tarija debido a que “el más grande financiador de los medios de comunicación es el Estado”, por lo que asegura que aquellos medios de comunicación que osan cuestionar al Gobierno y ponerse al frente “son castigados mediante el no acceso a publicidad estatal”.
Añadió además que por este motivo los medios de comunicación tienen dos caminos; o se controlan o los controlan. “Yo creo que en el caso de Tarija los medios de comunicación se comienza a mover en esta tragedia”, resaltó.
Sin embargo y pese a esta percepción, Arias dijo que en Tarija, uno de los departamentos que tiene más medios de comunicación, los propietarios tratan de mantener, a pesar de todo, cierta independencia; aunque dijo que se reconoce que hay medios que optaron por el sometimiento al poder del dinero. “Está en la conciencia de cada uno de ellos, no está en mis manos decirlo, pero creo que todos sabemos quiénes son”, dijo.
De esta manera, lamentó que este control mediático por parte del Gobierno, se refleje sobre todo en la información difundida y la falta de acceso a ésta. “Afectan al acceso a la información transparente, no tenemos datos exactos,  ni siquiera podemos tener acceso a los datos del Censo”, criticó.
Similar postura aunque con otro argumento tiene el diputado nacional por Convergencia Nacional (CN), Roy Moroni Cornejo, quien dijo que esto se debe a que el propio presidente del Estado Plurinacional de Bolivia, Evo Morales Ayma, expresó públicamente, y coincidentemente con Batallanos, que hay medios de comunicación a los que considera su oposición y otros “amigos del Gobierno”;  mismos con los que el Estado trabaja.
Posteriormente, Moroni cuestionó el criterio que usa, por ejemplo, la Gobernación de Tarija para elegir a quién  dar publicidad y a quién no. Por ello expresó que ya solicitó un informe escrito al gobernador interino, Lino Condori, en el afán de encontrar la respuesta a esta interrogante.  “No hay libertad de expresión total, la libertad está siendo restringida eso es lo que podemos sacar y es lo que dice Felipe Moza”, finalizó.
De la misma manera, el asambleísta departamental por el Movimiento Nacionalista Revolucionario (MNR), Johnny Torres, expresó que hay medios de propiedad del Gobierno, pero también hay otros que “fueron comprados por elementos del Gobierno que antes tenían un accionar independiente y que ahora no lo tienen”.
Consultado sobre cuáles serían éstos, no quiso dar detalles, pero aseguró que “todos los saben”. “Antes con la captura de Moza, lo que se buscaba era involucrar a la gente con los medios y ahora lo que quieren es callar a los medios, tener a los medios de comunicación atemorizados”, añadió.

Redacción central/ El País

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

2 × 1 =