Científicos españoles diseñan una máquina capaz de recrear atmósferas de otros planetas

0
43
  • La máquina es capaz de simular las condiciones atmosféricas de Marte, donde solo la oscilación térmica entre el invierno y el verano es de 150 grados.
  • Además, permite observar cómo responden los instrumentos y equipos en condiciones extremas.
  • El funcionamiento de este laboratorio terrestre fue probado ya para el robot estadounidense Curiosity.

Científicos españoles han diseñado una máquina capaz de simular las condiciones atmosféricas de planetas como Marte, donde solo la oscilación térmica entre el invierno y el verano es de 150 grados centígrados. En contextos como éste es importante saber de antemano cómo van a responder los equipos e instrumentos de las misiones espaciales.

Esta cámara de vacío, creada y construida en el Centro de Astrobiología (INTA-CSIC), en colaboración con el Instituto de Ciencia de Materiales de Madrid, permite reproducir en la Tierra las condiciones atmosféricas de planetas como Marte y ver cómo responden los instrumentos y los equipos en condiciones extremas.

“Las misiones espaciales son muy caras, así que todo lo que se pueda asegurar y probar en la Tierra para abaratar costes, mucho mejor”, detalla el físico del Centro de Astrobiología (CAB) José Ángel Martín-Gago, quien publica ahora en la revista Review Scientific Instruments, junto a otros científicos, el funcionamiento de este laboratorio terrestre probado ya para el ‘Curiosity’.

En agosto de 2012, una nave de la NASA descolgaba sobre uno de los cráteres del Planeta Rojo al Curiosity, un pequeño robot de una tonelada de peso y seis patas de ruedas diseñado para recoger datos y muestras del planeta durante dos años.

Un año y medio después, este éxito de la ingeniería sin precedentes ya había encontrado trazas de agua en ese planeta, la prueba de la existencia de un antiguo lago que podría haber sustentado la vida hace millones de años.

Pero antes de iniciar su largo viaje, las cámaras e instrumentos científicos del Curiosity fueron calibrados en este laboratorio español que recreó las condiciones atmosféricas que el robot estadounidense iba a encontrar ahí.

Ahora, explica Martín-Gago, “la cámara queda para futuras investigaciones. Está abierta a cualquier investigador o institución que quiera probar instrumentación, dispositivos o muestras biológicas en otro planeta”.

Enorme versatilidad

Una de las principales características de esta máquina es su enorme versatilidad, ya que “el investigador sólo tiene que programarla” con los parámetros ambientales de la superficie del planeta que se quiera estudiar, apunta.

Porque, “aunque Marte es hoy en día el objetivo principal de todas las misiones espaciales por su gran parecido a la Tierra”, hay otros planetas y satélites con presiones más bajas que la atmósfera terrestre que también son “interesantes para la ciencia porque pueden albergar o haber albergado vida“.

Europa, la luna de Júpiter,“es, desde el punto de vista astrobiológico, uno de los más interesantes para la ciencia, junto al planeta Tritón”, asegura Martín-Gago.

La máquina calibra los cuatro factores que determinan la atmósfera de un planeta: temperatura, composición del gas, presión total y radiación ultravioleta.

Pero además, este laboratorio es capaz de simular tormentas de polvo, una habilidad “muy importante” si se tiene en cuenta que la mayor parte de los equipos espaciales se alimentan con paneles y células solares que se obstruyen si se cubren de polvo.

En el futuro, está previsto que esta máquina participe en nuevas misiones espaciales, como la nueva estación meteorológica Tempertaure and Wind for Insight, de la NASA, o los dispositivos Solid o MEDA (Mars Environmental Dynamics Analyzer), dos misiones que llegarán a Marte en 2020.

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

5 × dos =