Desborde de ríos aísla a 100 comunidades de Pando

0
95

Cálculos preliminares de la Gobernación identifican a 1.700 familias afectadas en las provincias. El transporte fluvial es el único medio para movilizarse

Casas bajo el agua y cultivos arrasados sintetizan el viacrucis que padecen al menos 1.700 familias damnificadas por el desborde de los ríos Beni y Madre de Dios, que recorren siete provincias del departamento de Pando.   

 “Esto es un martirio. El río Beni me hizo escapar tres veces a zonas altas, derribó mi vivienda y arrasó con las cuatro hectáreas de plátano y una de naranja, grey y limón, que era el único patrimonio para solventar la economía familiar”, relató con lágrimas en los ojos Nela Vaca, mientras subía a la barcaza que la llevó hasta puerto Las Piedras de donde abordó otra lancha para llegar a su destino final, Puerto Gonzalo Moreno.

 A decir de la mujer, desde hace un mes se moviliza en lanchas porque el desborde de los ríos Beni y Madre de Dios cortó varios puntos de la carretera que conecta con otros municipios pandinos y de otras regiones, como Beni y La Paz. La mujer aguarda esperanzada la promesa formulada por el Gobierno, que cuando bajen las aguas reconstruirán sus viviendas y repondrán los cultivos devastados por los ríos.  

Municipios

Igual de complicado es el escenario en los municipios El Sena, Filadelfia, San Lorenzo, Gonzalo Moreno, San Pedro, Villa Nueva y Nueva Esperanza, que también sufren los efectos de las inundaciones.  

 En un recorrido por aire y lancha se constató que al menos 100 familias que habitan la zona de Gonzalo Moreno perdieron sus viviendas y cultivos de plátano, maíz, cítricos y castaña. El corte de caminos es otro asunto que tiene en vilo a los damnificados. 

La red vial que corresponde a Pando presenta cuatro cortes que obligan a los pobladores a desplazarse en barcazas para evadir los desbordes de los ríos. Los puntos críticos son puerto Las Piedras, Gonzalo Moreno, Libertad y Frontera. El transporte hasta cada paso vale Bs 5 por persona y si la lleva consigo una motocicleta debe abonar otros Bs 5.  

Afectados

El reporte de la Gobernación de Pando da cuenta de que hay 1.700 familias damnificadas en 100 comunidades. En la capital, Cobija, sumaron 118 familias de los barrios Catarata, Mapajo, Junín y Villa Montes, que fueron evacuadas frente a la amenaza de desborde del río Acre. Tal extremo no se dio y desde ayer cientos de familias retornaron a sus viviendas. 

 A decir del gobernador de Pando, Luis Adolfo Flores, la amenaza de desborde del río Acre se diluye poco a poco con el descenso de las aguas. Empero, dijo que la situación de alerta continúa en las provincias donde el caudal de las aguas, especialmente de los ríos Beni y Madre de Dios, es aún agresivo

FERNANDO ROJAS M./ Cobija – fernandor@eldeber.com.bo

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

15 − once =