Descubierto en la Antártida un gusano marino que empolla y defiende los huevos de la puesta

0
94

No es extraño que algunos animales empollen los huevos de la puesta. Lo que sí es excepcional es que lo haga un gusano marino encontrado en el continente antártico que, además, defiende enérgicamente su puesta ante las amenazas externas. Este es el nuevo descubrimiento científico publicado recientemente en la revista Polar Biology, en el que han participado los investigadores Conxita Àvila y Sergi Taboada, del Departamento de Biología Animal de la Universitat Barcelona y miembros del Instituto de Investigación de la Biodiversidad (IRBio), así como Juan Junoy (Universidad de Alcalá), Javier Cristobo (Instituto Español de Oceanografía), Gonzalo Giribet y Sonia Andrade (Universidad de Harvard), entre otros expertos españoles.

Los nemertinos son un grupo de invertebrados que habitan preferentemente el medio marino. El equipo encabezado por la profesora Àvila, que dirige el proyecto Actiquim en el continente antártico, ha identificado una nueva especie de nemertino, el Antarctonemertes riesgoae, con una insólita conducta reproductiva: este invertebrado marino incuba los huevos tal y como lo hacen las gallinas.

En el medio marino antártico, el equipo científico de la UB descubrió unos capullos de entre 2 y 3 cm de longitud que eran incubados por las hembras del nemertino. Durante la reproducción, la hembra secreta por la pared del cuerpo una sustancia mucosa que se solidifica en contacto con el agua del mar hasta formar una cobertura elástica. Una vez formado el capullo, la hembra deposita los huevos y se coloca encima. Pero este comportamiento no es meramente pasivo: cuando se intenta arrancar los capullos del sustrato donde están adheridos, la hembra sale por un orificio para defender su puesta.
 

 

En general, los nemertinos, como otros seres vivos, depositan los huevos y luego no tienen ningún cuidado de la puesta. De hecho, hasta la fecha solo se conocían dos especies antárticas con un comportamiento similar de protección de los huevos. Según el equipo científico, este comportamiento extraordinario es una respuesta a las duras condiciones ambientales de la Antártida. Para muchos animales antárticos, que se han de reproducir exclusivamente durante el verano polar, esta estrategia podría asegurar un éxito reproductivo mayor.

Cabe recordar que el equipo dirigido por la profesora Conxita Àvila también participó en el descubrimiento de una nueva especie de Osedax, un tipo de invertebrado marino que se alimenta de huesos y que se ha bautizado como Osedax deceptionensis. Esta especie, junto con el llamado Osedax antarcticus, es la primera de este tipo de gusano marino que se ha encontrado en la Antártida. El proyecto Actiquim (I y II), iniciado en 2007 y dirigido por la profesora Àvila desde la UB, está financiado por el antiguo Ministerio de Ciencia e Innovación y tiene como objetivo estudiar la ecología química de invertebrados marinos que habitan el fondo del mar en la Antártida. (Fuente: UB)

Información adicional

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

ocho + trece =